sábado, 26 de noviembre de 2016

Medidas organizativas para mejora de la convivencia.

El patio de recreo es una zona habitual de pequeños conflictos Cuando la frecuencia y la intensidad de éstos aumentan hay que averiguar qué está pasando.
En mi centro , el curso pasado,en la zona de patio de 1º y 2º de Primaria  las quejas, conflictos y agresiones comenzaron a hacerse demasiado habituales , y todos los compañeros coincidimos en que el foco de estaba en el fútbol.
En las reuniones de tramo valoramos la posibilidad de limitar los días de práctica de este deporte e impulsar otros juegos alternativos . Así fue como establecimos el martes como único día de fútbol.

Al principio determinados niños se quedaron absolutamente desolados pues no sabían a qué otra cosa podían jugar.
Desde la clase se dieron alternativas de juegos , como los practicados desde  el área de Educación Física o juegos que otros niños que no les gusta el fútbol practican.

Poco a poco se fueron estableciendo grupos de juegos alternativos, más o menos dinámicos, incorporándose niños con pocas habilidades sociales que no tenían espacio de juego.

Planteamos al AMPA la posibilidad de que nos pintaran en el patio determinados juegos tradicionales ( rayuela, twister, tres en raya, circuitos de chapas, dianas, la escalera, etc.)y que el profesor de Educación Física dedicara algunas sesiones a trabajarlos.


El balance a fin de curso fue muy positivo. Disminuyeron los conflictos y confrontaciones y mejoraron las relaciones entre alumnos, incluso interclases.

Este curso , en base a la experiencia pasada, se sigue la misma dinámica.
Para la celebración de la Semana de la Convivencia  van a participar como padrinos de cada juego tradicional de nuestro patio,  grupos de 6º.

viernes, 18 de noviembre de 2016

MÓDULO 2 . Intervención caso 2.




Descripción de la situación
Estamos ante un grupo de 28 alumn@s de unos 11 años bastante equilibrado entre chicos y chicas.
A juzgar por los datos del ambiente del grupo, parece una clase que se siente bien integrada y cuenta con una buena red de amigos.Admite que se producen algunos conflictos pero, en general, hay buen clima de trabajo.

El sociograma nos apunta a la alumna 24 como posible víctima de acoso escolar, habiendo recibido 20 votos de rechazo a sentarse con ella. Además, 20 alumnos han confirmado el acoso como testigos de maltrato , agresiones frecuentes,intimidaciones e insultos y comentarios negativos hacia su personas en bastantes ocasiones.
Estos 20 testigos consideran que sí tiene algún amigo, que no sabe defenderse y que llama bastante la atención, provocando frecuentes discusiones.
Todo esto hace pensar que estamos ante una víctima ACTIVA de acoso escolar, aislada y rechazada por el grupo clase y por alumnos de otras.

Este tipo de casos creo que son más difíciles de intervenir puesto que socialmente se les considera responsables de su situación de acoso ( " ella se lo ha buscado","Está siempre haciendo tonterías", " le gusta llamar la atención y por eso le pasa lo que le pasa", etc.). Podemos reconocer en nuestras alumnos difíciles de integrar por su falta de habilidades sociales .

Intervención

  • Con la alumna 24.

 Conocemos algunos datos del autoinforme que ha realizado , cómo define su acoso de forma contundente y cómo se siente.

  1. Entrevista individual.   En ella debemos recabar datos más concretos sobre el inicio, la frecuencia y los participantes. Habría que medir la calidad de la relación con la compañera de mesa y si son recíprocas ( aunque sabemos que a ella no la ha elegido).                                    Al final de la entrevista la alumna debe sentir la tutela y protección del colegio, y haberle recomendado cómo evitar situaciones de riesgo y permanecer siempre acompañada.                   Debemos  conocer la opinión de la víctima 24 sobre los alumnos susceptibles de participar en un Plan de Ayuda entre iguales ( prosociales).
  2. Situación familiar. Llama la atención , dada su firme condición de víctima ,que no traslade a su familia ese sentimiento.Debemos conocer cómo son sus relaciones externas, en qué entorno se desenvuelve, cómo emplea el tiempo libre, sus actividades de ocio,etc. En función de lo que nos aporten estos nuevos datos deberíamos realizar una entrevista familiar y contrastarlos.          A partir de este momento se puede estudiar la apertura de un protocolo para PTSC por si fuera necesario hacer una intervención familiar.
  3. Dado que se trata de una VÍCTIMA ACTIVA,carente de habilidades sociales y autocontrol, el Servicio de Orientación podría diseñar un Programa individual para modificar su conducta y dominio de la impulsividad.


  • Intervención en el entorno.
  1. La primera actuación que debe generar el análisis de datos es la detención inmediata de las agresiones e insultos a la alumna 24.
  2. En función de las afinidades con alumnos prosociales, que nos haya manifestado en la entrevista personal,estableceremos dos Alumnos-Ayuda, dos prosociales ( la alumna 19 y la alumna 4) o un prosocial  y su compañera de mesa.Orientador/a , Tutor/a y Jefatura de Estudios realizarán una entrevista con dichos alumnos para plantearles la situación de su compañera y el rol que se pretende que realicen.
  3. Claustro extraordinario para comunicar la situación de riesgo de la alumna, poniendo sobre la mesa las actuaciones que se van a seguir para su protección , donde están implicados todo el profesorado y especialmente los que estén relacionados con la alumna, extremando las precauciones en lugares comunes.
  4. Por parte del tutor/a se realizarán las siguientes actuaciones:
    1. En el aula convendría mantenerla con su compañera de mesa, alejada de posibles acosadores y rodeadas de los alumnos que no han votado en contra de ella.
    2. En el patio la vigilancia será más exhaustiva, según instrucciones dadas en el claustro.
    3. Realizar con el grupo dinámicas de roller-playing, inteligencia emocional, etc. 
  • Intervención con los acosadores.
Se ha de convocar a los agresores para conocer su versión de los hechos.
Se ha de citar a las familias para comunicar las actuaciones de sus hijos y las consecuencias , según el RRI. También se les explicará la conveniencia de seguir un programa para la reeducación de conductas, solicitando su autorización.

Seguimiento

Para hacer un seguimiento del caso y comprobar que disminuye la situación de riesgo de la alumna se llevarán a cabo las siguientes actuaciones:
  • Registro de observación de la alumna 24 donde se anotarán todos aquellos hechos observables y susceptibles de tener en cuenta para la continuidad o corrección del programa. Se anotará fecha, hora, lugar y descripción del hecho por parte de tutor y resto de profesorado. Existirá un cuaderno también para los alumnos -ayuda.
  • Entrevista quincenal con alumna 24.
  • Repetición del sociograma pasados dos meses.



jueves, 10 de noviembre de 2016

SUPUESTO PRÁCTICO 1

Datos del supuesto.

  • Alumno tímido y con escasas habilidades sociales que cambia de centro en 6º de Primaria.
  • Actos repetidos de intimidación por parte del agresor y sus seguidores.
  • Familia preocupada por los hechos que solicita varias veces explicaciones por parte del equipo docente.
  • Equipo docente que no reacciona de forma inmediata e inicia un proceso de posible acoso.
¿Estos hechos pueden considerarse acoso?

        En este caso se dan los tres componentes básicos para ser considerado como acoso.
  • INTENCIONALIDAD del agresor y sus seguidores. No hay duda que se trata de dañar a Adrián por parte de ellos, verbal y físicamente y obtener la compensación de reafirmarse como líder social en el grupo.
  • DESEQUILIBRIO , ya que factores como la timidez de Adrián, sus escasas habilidades sociales y su situación de recién llegado al grupo-clase, determinan una desigualdad social que le exponen a ser un blanco fácil.
  • FRECUENCIA, ya que se produce de forma recurrente y pasando de la intimidación verbal a la física.
¿Qué documentos o planes de centro deben contemplar y tener previstas este tipo de conductas?

      Desde el Proyecto Educativo de Centro, el Plan de Convivencia, el Plan de Acción Tutorial, donde se recoja un Plan de acogida al centro y Reglamento de Régimen Interno, para tipificar faltas y determinar sanciones.

Una vez activado el Protocolo de Acoso, seguir el Diagrama de actuaciones facilitado por la inspección.
¿Qué te parecen las reacciones del Jefe de Estudios y la tutora?

Entiendo que Jefatura de Estudios , en la primera entrevista con los padres, actúe de forma prudente y tranquilizadora. Desde este momento debería haber recabado información sobre los hechos.
Se echa de menos la alerta a la tutora y demás profesores que están el patio de recreo para que observen las dinámicas del grupo supuestamente acosador y la forma en que Adrián interactúa con compañeros del grupo. 
A partir de la segunda entrevista se deberían haber entrevistado con los alumnos, tanto víctima y acosadores, y anotar las distintas interpretaciones que afloran.Este trabajo ha de ser conjunto entre Jefe de Estudios y tutora.
La actitud de Jefatura de Estudios culpabilizando a la posible víctima y a sus padres, como la de la tutora ante la clase, son francamente desafortunadas, no sólo no actúan si no que exponen a Adrián ante el grupo de forma temeraria.

¿Qué medidas educativas y/o disciplinarias podrían activarse ante estos hechos?
En primer lugar , una vez que se determina que se puede estar ante una caso de acoso, activar inmediatamente el protocolo que facilita la inspección.(Ver diagrama de actuaciones anterior) y aplicar el proceso sancionador recogido en el RRI.

¿Qué opinas del comportamiento de los alumnos?

La falta de reacción del equipo docente hace que los comportamientos se refuercen. En ningún caso se ha hablado con los participantes en las agresiones, ni se ha escuchado a Adrián.
La pasividad del grupo , la falta de empatía o el miedo a ser rechazado o considerado chivato es el mejor arma de los acosadores. 

El trabajo con el grupo, la búsqueda de aliados contra el acoso es el mejor instrumento con el que contamos , ya que actuarían desde dentro y sería un valioso recurso para la prevención.




miércoles, 9 de noviembre de 2016

Primeras reflexiones

¿Por qué ahora?
                     ¿Por qué esta alarma social?
                                                                   ¿Quién es responsable?


           En la interacción entre los seres humanos siempre se han creado  relaciones de tensión , más o menos intensas, que no tienen por qué terminar en agresiones verbales o físicas.
Plantear ahora el fenómeno de las relaciones interpersonales en el ámbito escolar como  violentas e intimidatorias, viene dado por el reflejo de algo que está pasando fuera.
            No habrá transformación escolar si no hay una revisión de valores y transformación del entorno social. La incapacidad de asumir responsabilidades a las acciones,la necesidad de estimulación intensa y constante , la impulsividad y falta de empatía, la permisividad e indiferencia en el talante educador de las familias,etc, son las competencias  con las que un alumno  se enfrenta a relaciones entre iguales en la escuela.
            Considero imprescindible , para que cualquier programa para la prevención del acoso escolar funcione, actuar en el entorno social , carente de competencias emocionales como la  empatía, el autocontrol , el respeto y la tolerancia.